lunes, 11 de septiembre de 2017

Accidente (parte 1)

La noche era oscura pues las nubes tapaban la luna, de forma que solo las farolas iluminaban la ciudad, permitiendo robos, saqueos y mear en la calle. De repente empezó a llover, las gotas caían sin parar, los rayos chocaban violentamente contra el suelo, el viento huracanado arrastraba los papeles tirados por el suelo, además de la ropa tendida en los balcones, que volaba por el aire, libre y locamente (se le había ido la pinza). 
Mientras tanto en un segundo piso del centro de la ciudad, estaba Javier, sentado en el sofá, mirando la televisión mientras cenaba un bocadillo de jamón, intentando no reírse de aquel payaso triste que salía en antena estampándose una tarta en la cara para hacer salir la carcajada del público. En aquel momento se apagó el televisor, se quedó todo a oscuras, Javier se levantó, salió al pasillo apretó el interruptor, pero nada pasó, la tormenta había sido la culpable de que se fuese la luz en media ciudad.Entró a su piso encendió una vela, se acabó el bocadillo, y durmió la noche entera
Al día siguiente cuando se levantó, la luz había vuelto así que estaba encendido el televisor. En las noticias, salía un avión que se había estrellado, por culpa del apagón. Había centenares de heridos y un muerto así que Javier salió escopeteado, le tocaba trabajar pues era un enfermero en el hospital de la ciudad. Cuando llegó, todo era caos, un montón de camillas, y gente a rabiar, esperaban en la sala a que les atendieran. Todo el mundo estaba irascible, todos querían ir primero, en vez de ayudarse los unos a los otros, se empujaban, para ser atendidos antes, pero eso en vez de acelerar el proceso lo atrasaba, pues para separarlos tuvieron que venir los de seguridad e ir dando palizas a los pacientes revoltosos, por lo que luego había más que curar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quien no corre huele

Hacía tanto frío que el río de la ciudad se había congelado por completo, así que Mario y sus amigos decidieron ir a patinar sobre hielo. El...