miércoles, 23 de agosto de 2017

Canción de fuego y trueno

En un pequeño bosque de Japón se encontraba un ratoncito comiendo tranquilamente una noche de tormenta, cuando un rayo lo alcanzó. Lo normal sería pensar que el ratón murió, pero este no lo hizo, sinó que adquirió poderes eléctricos y adoptó el nombre de Pikachu.
Al ser tan exótico, todas las ratoncitas querían casarse con él (imagínate el ahorro en la factura de la luz), pero solo una lo consiguió. Esta se cambió el nombre a Pikacha (Como no pueden llevar anillos, porque tienen esos deditos tan pequeños, la costumbre en los ratones cuando se casa, es que uno de los dos se ponga el nombre del otro, pero correspondiente a su sexo). La pareja tuvo dos hijos, dos pequeños ratoncitos que se llevaban 3 años de diferencia. 
Parecía que todo iba bien en la vida de Pikachu, tenía todo lo que podía desear, fama, dinero y una gran carrera como surfista, pero esa atención de más hizo caer al roedor en una depresión, que solo acabo cuando este afiló la tabla de surf y la usó para hacerse el “harakiri”. A partir de ahí las cosas en la familia se torcieron; el pequeño de los hijos murió por la droga (iba a pillar un gramo de coca, cuando lo atropelló un camión de pepsi), la madre se metió a puta, y fue en este nuevo trabajo donde conoció a otro ratoncito y, tras darle un trato especial (le hacía descuentos, tragaba, etc) acabó conquistándole y casándose con él, cambiándose el nombre a Minnie, Minnie Mouse, pues este simpático putero era nada más y nada menos que Mickey Mouse. Esta decisión de su madre hizo que el hijo mayor de Pikachu, Charminder, se enfadase con ella y rompiesen su relación.
Unos años más tarde, Charminder volvió al lugar donde estuvo viviendo con su familia hasta la muerte de su padre. Allí encontró un pasadizo secreto que lo llevó hasta las pertenencias de Pikachu, y vio una serie de cosas que no esperaba (La tercera te sorprenderá, haz click para seguir leyendo). 
Según había estado investigando Pikachu, su mujer solo se había acercado a él por interés, ya que trabajaba con los Illuminati para hacerse con el control mundial y esto le sería mas fácil debido al trabajo de Pikachu en la compañia “Nintendo”. Esto hizo entender a Charminder la relación de su madre con su nuevo marido, pues solo con Nintendo no valía, necesitaba a Disney para poder llevar a cabo su plan.
 La ira acumulada de Charminder hacia su madre hizo que manifestase poderes de fuego, que utilizó para iluminar algo más la habitación donde se encontraba, y así pudo encontrar una bombilla. Nada más tocarla se dio cuenta de que ahí residía el alma de su padre, que quería comunicarse con él mediante señales lumínicas (esto lo supo porque era su hijo y estas cosas se saben). Charminder no llego a entender esas señales pero supuso que solo querían decir una cosa, Venganza. En realidad se equivocaba, pikachu solo quería que su hijo le borrase el historial de internet, pues había mucho porno raro ahí, no se que de una señora muy peluda que violaba a una oveja con el pene de un muerto o algo así.
Malinterpretando las palabras de su padre, Charminder decidió matar a su madre, que a esas horas ya se había hecho con el control mundial. Para ello decidió utilizar un ramo de flores envenenadas que le entregaría simulando hacer las paces con ella. No contento con esta idea , montó la organización “Cucamonga” para luchar contra los Illuminati que tanto daño habían hecho a su familia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quien no corre huele

Hacía tanto frío que el río de la ciudad se había congelado por completo, así que Mario y sus amigos decidieron ir a patinar sobre hielo. El...